Nuevos edificios de Ingeniería y Derecho avanzan para estrenarse en 2018

La Universidad de Costa Rica (UCR) se encuentra en proceso de construcción, y las nuevas facultades de Derecho e Ingeniería

La Universidad de Costa Rica (UCR) se encuentra en proceso de construcción, y las nuevas facultades de Derecho e Ingeniería (las dos edificaciones de mayor magnitud) se preparan para estar listas a finales de este año y ser estrenadas a inicios del 2018.

La Facultad de Ingeniería, obra de 34.000 m² ubicada en la Ciudad de la Investigación, tendría que estar lista en noviembre próximo. Con un costo de ₡ 17.000 millones, superará a la Facultad de Ciencias Sociales como el edificio universitario más grande de Centroamérica.

El proyecto comprende la sede del Instituto de Investigaciones en Ingeniería (INII), un edificio para laboratorios, uno administrativo y otro para aulas. Los últimos dos alcanzarán una altura aproximada de 23 metros, el máximo permitido por el plan regulador de Montes de Oca, mientras que los otros serán de menor tamaño.

Según Kevin Cotter, director de la Oficina Ejecutora del Programa de Inversiones (OEPI) de la UCR, “en la ingeniería, por el tipo de laboratorios que tiene, no podemos construirlo todo en altura. Son solo dos torres que llegan hasta el máximo, mientras que los laboratorios van a estar en un edificio más extendido. Después está el INII, que lleva una piscina de oleajes, entonces eso no podía ir en altura”.

La mayor ventaja para los estudiantes será el amplio espacio del que gozarán en aulas, asociaciones y áreas de estudio, aseguró Cotter.

El edificio principal de la actual Facultad de Ingeniería se aprovechará para albergar el Museo +UCR, que actualmente carece de espacio físico, mientras que el sector conocido como “la torre” se le otorgará a la Facultad de Ciencias Básicas para que sea utilizado por la Escuela de Matemática.

La obra también abarca un edificio de parqueos para 700 automóviles, con costo de ₡3.300 millones, cuya construcción finalizará durante el segundo semestre del presente año e incluirá la utilización de agujas en la entrada en todos los estacionamientos de la Ciudad de la Investigación.

Además, está en construcción la Plaza de la Autonomía, entre Ciencias Sociales e Ingeniería, donde se levantarán dos auditorios (el más grande, la Sala Magna, con capacidad para 711 personas) y otros edificios anexos, cuyo costo ronda los ₡ 3.500 millones.

DERECHO SE RENUEVA

Paralelo a estas nuevas construcciones, las instalaciones de la Facultad de Derecho, valoradas en ₡ 6.900 millones, se preparan para quedar listas en diciembre de este año.

Con una extensión de 13.000 m², el proyecto consta de tres módulos: el más alto de seis pisos ubicado en el antiguo edificio, utilizado para aulas, un segundo módulo de cinco pisos que además de aulas incluirá consultorios jurídicos, la Casa de la Justicia, tres auditorios y un estacionamiento; y un tercero de tres pisos que albergará la biblioteca.

Estas construcciones tendrán un sistema de ventilación y paneles aislantes de rayos solares.

Para remodelar la antigua Facultad y adaptarla al nuevo código sísmico, se conservó el sistema estructural de la edificación, una escalera y el mural ubicado en la pared oeste, del artista Eduardo Torijano. “De hecho, el mismo Eduardo se comprometió que si el mural se dañaba, él mismo lo podía reparar”, afirmó Kevin Cotter.

Cotter aseguró que se tomó la decisión de no construir un edificio de Derecho en otro terreno por cuestiones de espacio de las demás construcciones.

“Originalmente derecho se estaba pensando construir entre Ciencias Sociales e Ingeniería, donde ahora se va a construir la Plaza de la Autonomía. Pero como a Ciencias Sociales no se le hizo auditorio y a Ingeniería tampoco, lo que se planteó fue construir los auditorios en el medio de los dos. Para poder construir eso era mejor reconstruir el edificio y hacerle algo adicional”, declaró.

Por medidas de seguridad, el paso de peatones por la entrada de Derecho se encuentra cerrado, y se cerró también el ingreso de vehículos hasta el 18 de febrero, mientras se abren zanjas en la calle para la reubicación de tuberías.

FINANCIAMIENTO

Además de los megaedificios, también están en proceso remodelaciones y anexos, gracias a diferentes fondos otorgados a la Universidad.

Los principales fondos utilizados en la sede Rodrigo Facio corresponden a un fideicomiso otorgado por el Banco de Costa Rica (BCR) de aproximadamente $100 millones, destinados hasta el momento para la construcción de 11 edificios, cuatro de estos ya completos: los parqueos de Ciencias Sociales, la Facultad de Ciencias Sociales, el edificio de residencias y la biblioteca de Agronomía.

Los siete edificios restantes (actualmente en proceso de construcción) corresponden a la remodelación de la Facultad de Derecho, la construcción de la nueva Facultad de Ingeniería, la Plaza de la Autonomía, el aulario de Ciencias Básicas, el nuevo edificio de Odontología, el nuevo estacionamiento y un edificio para Computación.

Además de este fideicomiso, la UCR recibió fondos de un préstamo del Banco Mundial (BM), del cual las cuatro universidades del Consejo Nacional de Rectores (Conare) son beneficiadas, correspondiente a $50 millones por universidad.

Con el dinero de este préstamo están en desarrollo la planta de tratamiento y urbanización de Finca 2 y la sede del Centro de Investigación en Ciencias del Movimiento Humano (Cimohu).

Se suman también la torre anexa de Medicina, las nuevas instalaciones del Centro Infantil Laboratorio (CIL) y la Casa Infantil Universitaria (CIU), una remodelación al auditorio de la Ciudad de la Investigación (estas financiadas con los fondos ordinarios del plan de inversiones) y el Sistema de Estudios de Posgrado, inversión del Vínculo Externo Remunerado.

Según datos de Rectoría, la UCR genera 807 empleos directos con las 14 construcciones en ejecución en la Sede Rodrigo Facio, siendo la edificación de la Facultad de Ingeniería la que tiene más trabajadores contratados, con 250.

Asimismo, el préstamo del BM se está utilizando para construcciones y remodelaciones en las sedes regionales. Por ejemplo, en Guanacaste y el Atlántico hay dos proyectos en marcha, mientras que en Puntarenas, Esparza y Occidente hay una obra en proceso.

Como contrapartida de este préstamo del BM, la Universidad tiene un compromiso de brindar 70 becas de posgrado y doctorado para los estudiantes.

El director de OEPI manifestó que hay que tener en cuenta que aparte de las sedes regionales, el BM financia también muchos Centros de Investigación (como el de Neurociencias, Movimiento Humano y Diagnóstico del Cáncer), por lo que se está buscando que haya movilidad académica, personas que se capaciten y obtengan doctorados para trabajar en esos Centros de Investigación.





 

0 comments