Guatemala

Activista costarricense fue secuestrada, agredida y se encuentra hospitalizada

Desde la Cancillería se informó que ya recibe apoyo consular, luego de que la propia madre de la mujer informara del secuestro.

Una ciudadana costarricense de apellido Moreno fue secuestrada el pasado lunes 15 de mayo y, según información difundida en redes sociales, padeció tortura y agresión sexual.

Moreno apareció un día después en la localidad de Cobán, a unos 212 kilómetros al norte de Ciudad Guatemala, sitio donde se encuentra hospitalizada.

La voz de alerta corrió a través de redes sociales de organizaciones como T’zkat Red de Sanadoras Ancestrales del Feminismo Comunitario de Guatemala, el Centro Feminista de Información y Acción (Cefémina), de Costa Rica, incluso el programa Palabra de Mujer, del Canal UCR.

T’zkat informó que el lunes “cuatro hombres fuertemente armados, “vestidos de civil”, -práctica genocida perfeccionada en Guatemala en los 1980s-” secuestraron a la joven de 23 años, “violentamente la introdujeron en un pick up Hi-Lux, Toyota con vidrios polarizados, la golpearon y violaron”.

Para esa organización, Moreno “ejemplifica la ciudadania global en defensa de madre tierra y su red de la vida. Es Costarricense pero se ha unido a la lucha por exigir verdadera justicia por las niñas calcinadas el 8 de marzo. Ha estado presente junto al fuego permanente en la plaza central de Guatemala”.

A través de un comunicado, Cefémina se hizo eco de la denuncia y subrayó que “el secuestro, desaparición y tortura de mujeres constituye un patrón recurrente en Guatemala”.

Añadió que la Corte Interamericana de Derechos Humanos ya se ha pronunciado sobre os femicidios en ese país, al punto que la impunidad que los rodea ya ha generado dos sentencias condenatorias.

“Se requiere una actuación rápida para proteger la vida de esta joven. Igualmente se requiere que estos delitos cometidos contra ella no queden en la impunidad; la falta de esclarecimiento y castigo promueve que actos así se repitan”, apunta el comunicado.

“FUERA DE PELIGRO”

Por su parte, el Ministerio de Relaciones Exteriores confirmó el secuestro y posterior hallazgo y hospitalización de la joven.

Según la información de la Cancillería, tan pronto se conoció del hecho -gracias a una llamada de la madre de la joven-, el Consulado se puso en contacto tanto con cuerpos de la policía guatemalteca como con amigos de la mujer secuestrada.

Además, el canciller a.i, Alejandro Solano se comunicó sobre el caso con su homólogo en Guatemala, Carlos Ramiro Martínez.

De acuerdo con esa información, tan pronto se tuvo noticia de que la joven apareció y estaba en el hospital -poco antes del medio día de ayer-, la cónsul en Guatemala Cinthia Solís realizó una teleconferencia para establecer comunicación entre ella y su madre, y en la conversación “indicó que aunque estaba golpeada, se encontraba bien”.

La Cónsul además se aseguró durante el transcurso de la tarde que Moreno contara en todo momento con custodios de la Policía Nacional Civil.

La información añade que la familia de la mujer se encuentra en camino a Cobán -un viaje de cinco horas desde la capital- y que, de acuerdo al Consulado costarricense, aún no se tiene el parte médico, pero “está fuera de peligro; solo presenta golpes, no tiene órganos comprometidos, se han realizado diversos análisis y se le hizo una tomografía para determinar posibles lesiones”.

Añade que “se espera” que en el transcurso del día de hoy, la Fiscalía local le tome declaración y que la medicatura forense corrobore el estado de salud de Moreno.

A pesar de lo informado por las organizaciones, el comunicado de Cancillería apunta que “de momento no hay información alguna sobre una posible violación”.

0 comments