Enseñanza virtual muestra su éxito en la UCR

Curso sobre Propiedad Intelectual suma ya tres años y ha permitido la matrícula de estudiantes fuera del país.

La virtualidad -o la enseñanza a través de medios virtuales- es una herramienta que presenta retos y oportunidades para la Universidad de Costa Rica (UCR), tal y como lo señalaron las gestoras de la Unidad de Gestión y Transferencia del Conocimiento para la Innovación (Proinnova), Yorleny Campos y Cynthia Céspedes, durante el último Taller sobre la Internacionalización y Virtualización de la Educación Permanente y Continua organizado por la Sección de Extensión Docente de la Vicerrectoría de Acción Social (VAS).

La actividad se realizó en abril pasado y permitió que las gestoras expusieran la experiencia del curso en línea sobre Propiedad Intelectual que aplica su unidad, que se realiza desde el año 2014 e incluso ha permitido la matrícula de estudiantes extranjeros.

Al respecto, las funcionarias destacaron que el curso sirve como una herramienta para acceder a personas que desean complementar sus estudios, así como a todas aquellas que -por residencia u otras condiciones logísticas- no pueden acoplarse a los horarios, las aulas y las condiciones tradicionales del centro universitario.

En esta línea, las gestoras además destacaron que el curso otorga un certificado de aprovechamiento, que complementa el aprendizaje y verifica su función educativa, como parte de la función social universitaria.

Entre sus condiciones de uso, el curso puede ser matriculado sin importar la zona de residencia, ni los horarios en los que se reciba cada lección, siempre y cuando cada estudiante cumpla con el programa establecido en un plazo establecido.

Sobre estos temas, la gestora de innovación, Cynthia Céspedes, comentó a UNIVERSIDAD que el curso se trata de una oferta de e-learning, que ha culminado con éxito en sus primeras tres ediciones y que ha permitido visualizar casos de éxito y puntos de mejora en el área.

 “La experiencia para la oficina ha significado innovar en esta modalidad a través de la explicación sobre diferentes formas de Propiedad Intelectual, de una manera interactiva y con prácticas que hacen comprender mejor los conceptos y su importancia”, destacó la funcionaria.

Además, Céspedes indicó que el curso “ha permitido tener participantes de diferentes lugares del territorio nacional”, alcanzando incluso participaciones internacionales en el último año.

Sobre la experiencia del curso, Céspedes además explicó que la accesibilidad de este tipo de ofertas alimenta la posibilidad de que cada vez más alumnos se inscriban y encuentren opciones educativas, algo que representa un valor agregado para la casa de enseñanza y sus funciones.

Además, la gestora indicó que estos cursos permiten llegar a la más diversa variedad de públicos educativos, siempre y cuando dispongan de los recursos básicos en la materia.

Según Céspedes, esto ha permitido impactar a públicos que van desde “estudiantes y profesionales de diferentes áreas”, hasta “emprendedores que visualizan la propiedad intelectual como una herramienta para sus emprendimientos y proyectos futuros”.

La experiencia continúa

Céspedes comentó que el curso iniciará nuevamente durante el segundo semestre del año, con nuevos “casos de éxito y casos de estudio”, así como “varias modificaciones a los métodos de intercambio de experiencias”.

No obstante, las temáticas principales variarán poco y se centrarán en las utilidades de los métodos de protección intelectual, así como en las estrategias, la legislación vigente y las singularidades del campo.

Según detalló Céspedes, el curso se desarrollará nuevamente “gracias al apoyo técnico de la Unidad de Apoyo a la Docencia Mediada con Tecnologías de la Información y la Comunicación (Metics), ente que acompañará el proceso junto a la VAS”.

Según detalló Céspedes, esta unión favorecerá una vez más un enfoque “práctico y adecuado” del curso, en el que -como es costumbre- no importarán la ubicación, el tiempo y otros inconvenientes.

 

0 comments

Otros Artículos

Mucho del cableado eléctrico del Grupo ICE sigue expuesto en la GAM sin entubar. Pero, a la vez este es testigo de que hubo

La existencia se compone de momentos, lugares y vinculaciones. Todos ellos constituyen el escenario de nuestras experiencias más simples