Permite dividir la materia en dos pruebas

MEP amplía opciones para aprobar bachillerato

Jóvenes y adultos cuentan con diversidad de alternativas como Educación Abierta y Bachillerato por Madurez

Paula Vargas es una joven de 18 años, quien luego de mucho analizar con su familia determinó que el sistema educativo formal no se adecuaba a su forma de aprender y ver la vida, por lo que optó por salirse de las aulas cuando cursaba el noveno año, y prepararse por su propia cuenta para completar sus estudios.

“Nunca pensé que iba a pasar por este proceso, en noveno año empecé a recibir burlas de parte de mis compañeros y profesores, lo que afectó mi salud mental, decidimos probar en otra institución más pequeña y personalizada, pero fue lo mismo o peor, me volví a salir, vino una huelga y al pasar ese tiempo ya ningún colegio me aceptó. Ahí opté por la educación abierta, ya que estaba muy joven para estar en un instituto, me eduqué en casa”.

Su proceso fue difícil y asegura que el sistema de Educación Abierta no es como la gente lo ilustra -para mediocres o fracasados-, por el contrario, es un método de mucho compromiso y disciplina y requiere de mucha fuerza emocional, pues se debe llevar la educación sola, sin gente de su edad alrededor, por esta razón ella acude a un grupo de jóvenes y entrena en un equipo deportivo para tener roce social.

Es una muchacha visionaria, con un norte claro de lo que quiere de la vida, amante de los animales, su sueño es ser veterinaria; y se ha tomado muy en serio su misión de sacar adelante su bachillerato.

“Ser veterinaria es mi meta, la ventaja de no estar en el colegio es que he podido llevar un curso de asistencia veterinaria, el cual me da mucha experiencia, como un inicio para emprender el camino a mi sueño, por eso estoy tan decidida a sacar mi título de bachillerato, mis expectativas son muy altas”, indicó.

Así como Paula, un total de 3.792 estudiantes que egresaron, solo en 2015, de la educación formal, por diversas razones tienen pendientes de aprobar una o más asignaturas para obtener su título como bachiller de secundaria.

Son estudiantes que deberán optar por algunas de las alternativas que ofrece el país para garantizar su promoción de bachillerato, una herramienta esencial en el mercado laboral costarricense.

Para nuestra protagonista la opción inicial que más se adecuó a sus necesidades fue la de Educación Abierta, pues considera que no todas las personas nacen para estar ocho horas en un colegio y cree que se puede enriquecer su formación de otras maneras.

“Este sistema me ha hecho ver la vida desde otro punto de vista, y hasta madurar. La gente se encierra en una sola opción, porque eso es lo que está socialmente bien, pero salirme del colegio no me hizo peor persona o fracasada, voy a mi ritmo, pero lo más importante es que no me he rendido y al final el título será el mismo”, comentó Vargas.

Aprobado el noveno año, meditó con su mamá lo que quería hacer, si volver al colegio o continuar desde casa, su decisión fue hacer Bachillerato por Madurez para poder administrar mejor su tiempo, la materia es más extensa y el nivel de exigencia más elevado.

ALTERNATIVAS

El Ministerio de Educación Pública (MEP) se ha dado a la tarea de ofrecer este tipo de alternativas para las diversas necesidades y condiciones de los jóvenes que tienen pendiente este requisito educativo esencial; entre ellas, programas que son asistenciales y las versiones de estudiar desde casa, como por las que optó Vargas.

“El MEP tiene opciones para concluir el bachillerato, más allá de la formal. Hemos venido trabajando en una transformación curricular integral, tanto de los planes de estudio como de las formas para graduarse. Obedece a una nueva política nacional de educación, con programas asociados a nuevas modalidades de evaluación, dando posibilidades para que las diferentes poblaciones tengan su bachillerato”, explicó la ministra de Educación, Sonia Marta Mora.

Entre las alternativas asistenciales se encuentran los Centros Integrados de Educación de Adultos (Cindea), una opción dirigida a jóvenes que van desde los 15 años en adelante, esta les permite concluir sus estudios primarios, secundarios y hasta optar por una formación técnica, pero es un requisito asistir a lecciones.

Otra opción, explicó la directora de Evaluación y Gestión de Calidad del MEP, Liliam Mora, son los Institutos de Educación Superior Comunitaria, entes que ofrecen opciones educativas académicas y técnicas para la población joven y adulta, como un elemento adicional incluye cursos libres. También está la opción de Colegios Nocturnos, que cuentan con un horario regular pero en la noche, para que jóvenes y adultos puedan terminar la secundaria y obtener su título.

Y en cuanto a las alternativas que no requieren de asistencia presencial destaca el modelo Bachillerato por Madurez Suficiente, que les permite a los estudiantes mayores de 18 años prepararse en sus casas, acorde con el tiempo que tienen disponible. Para optar por esta alternativa los jóvenes deben haber concluido el III ciclo de la educación general básica, es decir, sétimo, octavo y noveno año de colegio.

“Tenemos otro proyecto que ha sido muy exitoso, el modelo de Educación Diversificada a Distancia, que consiste en un convenio donde los estudiantes no asisten a lecciones, como una oportunidad para jóvenes y adultos que trabajan en oficinas, fábricas, labores del hogar o el campo y que quieren terminar su primaria, secundaria y bachillerato”, detalló la jerarca Mora.

La mayoría de estas iniciativas están integradas en el programa del MEP, Educación Abierta, que está pensado para la oferta educativa formal que favorezca el acceso al sistema educativo costarricense y que suma en sus características la flexibilidad, el favorecimiento, la promoción del auto y mutuo aprendizaje y el fortalecimiento de la educación permanente.

“Este camino me ha permitido ver que aunque haya tomado una ruta distinta de aprendizaje, me conduce al mismo objetivo. El apoyo de mi familia y de Dios han sido un soporte y empuje muy grande, sobre todo mi mamá que es una maravillosa mujer, no me ha dejado caer, pero en especial, nunca ha dejado de creer en mí”, aseguró la estudiante.

Para el año 2016 estaban inscritos en programas de Educación Abierta 27.606 estudiantes para sacar el I y II ciclos (primaria), 21.814 para el III ciclo (de sétimo a noveno), y para obtener el Bachillerato un total de 9.523 personas.

Bachillerato a tu medida

Como parte de las opciones de Educación Abierta, el MEP acaba de lanzar el programa Bachillerato a tu medida, como una alternativa para que los jóvenes puedan terminar su bachillerato, aquellos que por sus condiciones laborales o económicas no han logrado continuar con sus estudios.

La iniciativa que se implementará durante este 2017 está dirigida a jóvenes y adultos que tienen pendiente la aprobación de una o varias materias y que ya han presentado pruebas y no las han pasado.

“Consiste en dos pruebas por asignatura, una de ellas se realiza en junio y otra en julio, cada una corresponde al nivel de décimo y undécimo, respectivamente, constan de 50 preguntas”, aclaró la ministra Mora.

El plan no contempla la equiparación con otro sistema alternativo y para tener derecho a hacer la segunda prueba tiene que haber aprobado el primer examen, necesariamente.

Según Lilliam Mora existen tutorías ofrecidas por profesionales del MEP, con el fin de apoyar en el proceso a quienes opten por una alternativa de tutorías. Son proyectos gratuitos y con el apoyo de profesionales, los cuales tienen una importante demanda, pues solo en 2016, para I y II ciclo contaban con más de 27.000 personas matriculadas, para el III ciclo unas 21.000 y para Bachillerato unas 10.000.

Además, hay prácticas virtuales disponibles en la página web del MEP, en las cuales se explica el proceso, ítem por ítem para que el estudiante entienda cómo deben desarrollar ese tipo de preguntas.

“Ofrecer alternativas para obtener el título de Bachiller en Educación Media es dar posibilidades a todos, es crear oportunidades para todos los jóvenes y adultos que por años no han podido acceder a los estudios superiores o mejorar sus condiciones laborales”, concluyó la directora de Evaluación y Gestión de Calidad del MEP.

0 comments

Otros Artículos

La UCR y Sindéu están llevando a cabo el proceso de negociación de la nueva convención colectiva, proceso que no será fácil

A lo largo de nuestra vida transitamos por distintas épocas. Cargadas de múltiples momentos que se nos convierten en vivencias

La Universidad de Costa Rica se salva con un empate a 1 en Liberia y la pérdida de Belén en Cartago