Fuegos electorales del país abren temprano

Primera precandidatura y dos partidos nuevos se lanzan al ruedo para el 2018.

Con el anuncio de la primera precandidatura presidencial y la creación de dos partidos nuevos, madrugaron los fuegos electorales cuando faltan aún dos años para elegir al sucesor del presidente Luis Guillermo Solís, quien apenas lleva la mitad de su periodo.

Se ratifica así un comportamiento de casi campaña continua, que se hace crónico en el mundo político nacional, y le reduce el margen de acción al gobierno de turno, que en el caso actual amenaza con poner más cuesta arriba los proyectos de reforma fiscal que precisa Zapote.

Dicha reforma, que la administración Solís urge para evitar una debacle de las finanzas públicas si no se frena el creciente déficit fiscal, la tiene congelada la oposición en la Asamblea Legislativa, con exigencias al Gobierno para que recorte gastos antes de aprobarle los impuestos.

En la segunda semana de marzo, Sergio Mena, fundador del Partido Nueva Generación (PNG), se convirtió en el primer aspirante en lanzarse oficialmente como precandidato presidencial, convencido −como dice estar− de que en el 2017 será candidato y en el 2018 presidente.

El abogado de 39 años, ya se había estrenado como candidato en las elecciones del 2014 por el PNG, partido que debutó entonces sin éxito, pero que en los comicios municipales del pasado 7 de febrero obtuvo tres de las 81 alcaldías en disputa.

Mientras tanto, en el seno del Partido Liberación Nacional (PLN) se espera que el presidente de la agrupación, José María Figueres, defina el 2 de abril su precandidatura.

Desde el 2014 Figueres ha andado recorriendo el país tomando el pulso de las dirigencias locales. En el reciente proceso municipal estuvo promoviendo candidatos bajo el lema “Costa Rica Verde”, en alusión a los colores del partido y la renovación que preconiza el expresidente. Su posición se vio fortalecida con el repunte que tuvo el PLN, al obtener el 60% de las alcaldías, tal como lo había predicho el exmandatario.

Dentro de las tiendas verdiblancas no se descarta tampoco que el también expresidente y Premio Nobel de la Paz, Óscar Arias, decida aspirar a un tercer periodo presidencial. Según el exmandatario, se lo están pidiendo y lo está consultando con la almohada.

Eso tiene nerviosa a alguna dirigencia, que teme “un choque de trenes” que descarrile al partido, si los expresidentes deciden medir fuerzas en busca de la candidatura, por lo que se barajan otros nombres por si se presenta una crisis.

En el partido Republicano Social Cristiano, del expresidente Rafael Ángel Calderón, desde hace meses se mueven las precandidaturas de Miguel Carabaguíaz, expresidente del Instituto Costarricense de Ferrocarriles, y Rodolfo Hernández, exdirector del Hospital de Niños, quien en las pasadas elecciones fue candidato del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), pero renunció en protesta por intrigas internas.

En el PUSC ahora el principal referente es el excandidato presidencial y actual secretario general, Rodolfo Piza, al tiempo que también empezó a sonar el nombre del diputado presidente de la Asamblea Legislativa, Rafael Ortiz, e incluso el de Pedro Muñoz, el presidente del partido, quien ya en el proceso anterior había manifestado aspiraciones.

Patricia Mora, diputada y presidenta del Partido Frente Amplio, tercera fuerza política en el Congreso, se declaró preocupada por “este círculo infernal al que ahora están sometidos los partidos políticos, en que salimos de un proceso electoral para entrar inmediatamente en el otro”.

Y es que además, los partidos están a las puertas de renovar estructuras, lo que supone procesos electorales internos, según dispone el Código Electoral.

Mora dijo que esa preocupación fue analizada en la comisión política del grupo, que tiene por delante la renovación de estructuras, y de acuerdo con los estatutos implica realizar una asamblea de mujeres, otra de jóvenes y cuando estos hayan nombrado sus delegados, hacer las asambleas cantonales que eligen a los representantes a la asamblea provincial. Esta a su vez elige candidatos a diputado y delegados a la asamblea nacional, la cual escoge a las autoridades del partido y la fórmula presidencial.

NUEVOS

Mientras tanto, surgieron dos agrupaciones políticas nuevas para participar en las próximas elecciones: el Partido Liberal Progresista (PLP), liderado por el articulista y exviceministro de Obras y Transportes (MOPT), Eliécer Feinzag; y el Partido Todos, creado por Rolando Araya, exdiputado, exministro del MOPT y tres veces candidato presidencial.

El PLP se conformó a partir de un espacio creado en redes sociales por promotores del libre mercado, quienes creen que las ideas liberales no están bien representadas en el país.

Con el Movimiento Libertario tienen coincidencias, pero no es un reciclado de ese partido, ya que hay diferencias de forma y de fondo, expresaron integrantes de la nueva agrupación.

Impulsar la libertad política y económica, despenalizar la marihuana, validar la técnica de fecundación in vitro sin restricciones, aprobar el matrimonio entre personas del mismo sexo y separar el Estado de la Iglesia, son parte de sus propuestas.

Por su parte, Rolando Araya afirma que con la fundación del partido Todos aspirar a volver a la Asamblea Legislativa, para “darles visibilidad” a ideas que tienen que ver con un cambio de mentalidad y actitud en el costarricense, sin lo cual considera que no se van a solucionar los problemas del país.

“Nuestra propuesta no es hacer mejor lo que se está haciendo mal, no es modificando las leyes que los problemas se van a solucionar. Yo no creo en eso. No quiere decir que no haya que hacer algunos cambios; esta democracia necesita un “destaqueo”, pero la principal propuesta está en nuestra propia transformación”, aclaraba Araya en el programa de radio que mantiene con la periodista Iris Zamora, donde propugnó un abordaje holístico (integral) de la problemática política y social del país.

 


 

Aprovechando la coyuntura

P26-CampaXXa-MenaSergio Mena, el primer precandidato presidencial en lanzarse para las elecciones del 2018, se dice representante de la clase media y del ciudadano de a pie “que trabaja para vivir y ser feliz” en el día a día.

El fundador del Partido Nueva Generación ya debutó como candidato presidencial en el 2014, y dice que ahora está aprovechando la coyuntura en la que en los demás partidos no hay posibilidad de saber quién va a ser el candidato, y el empezar ya le permite trabajar con tiempo en un plan de gobierno.

“Usted no puede llegar a armar un plan de gobierno en la campaña presidencial, no puede buscarse a los ministros después de haber ganado, porque en plena campaña eso no se puede hacer”, justificó.

El camino que se ha propuesto es ser precandidato primero, candidato en el 17 y presidente en el 18, y ya inició su precampaña visitando comunidades, hablando con sectores, con cámaras, explicó.

“Lo que voy a hacer es empezar a reunir gente, para que a octubre del 17 −cuando arranque la campaña− ya tenga gente a la par mía y tengamos un proyecto de gobierno bien pensado, creíble y viable”.

¿Y qué es lo que Sergio Mena ofrece a los costarricenses? “Primero, soy el representante que va a llegar a la clase media costarricense, la gente que trabaja para vivir, que tiene la casa hipotecada, su carro prendado. No vengo de un poder político; nadie me ha regalado nada, ni brindado una fortuna para hacer un partido político; no tengo de padrino más que a Dios.

“Creé un partido político desde abajo, caminando por los distritos, y hoy les ofrezco a los costarricense un proyecto político viable, porque ¿quién va a poder meterse en los zapatos de la mayoría de los costarricenses, si no ha viajada nunca en autobús, si no va al seguro social?, ¿cómo va a tener la consideración de los otros costarricenses?”.

A la pregunta de si Nueva Generación ofrece cambios en el sistema político e institucional del país, o si cree que puede gobernar con las instituciones actuales, respondió que cree que hay que renovar la institucionalidad, pero dentro del sistema democrático.

“Lo primero es llegar a gobernar con carácter y determinación, no como lo hace el presidente actual. La gente lo que está es harta es de escuchar a los políticos ofrecer y ofrecer y no cumplir”, criticó.


 

0 comments

Otros Artículos

El principio detrás de la carbono neutralidad consiste en la compensación de las emisiones de dióxido de carbono de una empresa o país,

En todas las sociedades se prohíbe mentir, pero, curiosamente, en todas las sociedades se hace política. Mientras alguien resuelve esta paradoja

Todo texto literario es una representación simbólica que viaja entre dos aguas: la realidad y el complejo proceso de creación, ese proceso es ficción