Oferta de viviendas para clase media es limitada

Construcción residencial incorpora nuevas tendencias

Espacios cada vez más pequeños, desarrollados en vertical y con oferta de amenidades incluidas son de los más destacados.

Costa Rica ha cambiado su demografía, la distribución del  espacio físico, la forma en  que se trabaja, la densidad  automovilística, el tiempo disponible  para descansar y con todas estas variaciones también se ha dado un giro  a las tendencias de la construcción  de viviendas.

Actualmente la oferta presenta  alternativas de desarrollo de residenciales con casas de pocos metros cuadrados, con dos o tres habitaciones;  es decir, con espacio para familias  reducidas, ubicadas en su mayoría  en torres verticales y sin el tradicional patio.

El cambio responde en principio  a las políticas de repoblamiento del  Área Metropolitana impulsadas por  los gobiernos locales, que se han  orientado hacia la construcción de  edificios verticales para dar un mayor aprovechamiento al espacio en el  área urbana.

Dentro de estos están  instalados los servicios de electricidad, agua potable, cable e internet.

Así lo confirmó Abel Castro, presidente del Colegio Federado de Ingenieros y Arquitectos (CFIA), quien  explicó que la tenencia de la tierra  ha pasado de un concepto de urbanización tradicional con apertura  de calles públicas y casas en residenciales, a una modalidad de áreas  privadas en condominio, donde la  responsabilidad ya no sobrecae tanto  en las municipalidades, sino en los  condóminos y sus administradores.

“En el tema de condominios, la  tendencia implica espacios más pequeños, pero con áreas comunes más  grandes, es un cambio de percepción  del costarricense que está dispuesto  a ceder la casa con patio grande por  una casa pequeña, pero con alternativas comunales para distraerse”,  detalló Castro.

Esta oferta responde al cambio  en el que han incurrido las familias  costarricenses, que han reducido la  cantidad de hijos que tienen.

Prueba de ello, según datos del Instituto  Nacional de Estadísticas y Censos  (INEC), es que entre 1995 y 1996 la  población del país creció aproximadamente en tres personas por cada  cien habitantes, mientras que, entre  2014 y 2015, el crecimiento se redujo  a una persona.

Aunado a la poca natalidad en la  que están incurriendo las familias  costarricenses, la tendencia muestra  que muchos optan por tener mascotas en lugar de hijos, lo que ha  motivado a los desarrolladores de  proyectos a incorporar en sus ofertas  parques especiales para los perros  del hogar.

 “Las viviendas incluyen gran  cantidad de amenidades, entre ellas  los parques para mascotas, parques  infantiles, comercios, guarderías,  gimnasios, senderos, piscinas incluso hasta cines; pues la demanda de  la gente se orienta a contar con la  mayor cantidad de beneficios dentro  de un mismo concepto, sin necesidad  de salirse de su condominio”, explicó  el presidente del CFIA.

El criterio de Alberto Bonilla,  director de proyectos de Garnier &  Garnier Desarrollos Inmobiliarios  coincide con esta premisa, las tendencias mundiales de construcción  de viviendas ya están llegando a Costa Rica e incorporando proyectos  multiusos en un solo condominio.

“De hecho vemos este tipo de  desarrollos cada vez con mayor  frecuencia, y consideramos que seguirán creciendo, inclusive fuera del  Gran Área Metropolitana donde hay  muy poco urbanismo, como en Libe- ria y Puntarenas”, detalló Bonilla.

Muchos de estos proyectos se  están impulsando en zonas como  Heredia, Escazú, Santa Ana y se  está comenzando a implementar en  Cartago, pero los expertos señalan  que las soluciones irán creciendo  hacia las zonas rurales  Un ejemplo de este tipo de proyectos es Hacienda Espinal, que fue  desarrollado bajo el contexto de uso  mixto y se ubica sobre el kilómetro  17,5 de la ruta 27 San José-Caldera.

Se trata de un desarrollo urbano de 112 hectáreas, con viviendas,  4,8 kilómetros de ciclovía, áreas  verdes, senderos, canchas de fútbol, zonas deportivas e infantiles,  casa club, piscina y hasta un centro  educativo incorporado, así como un  centro de oficinas, comercios y un  supermercado.

“Ofrecemos diferentes productos,  que van desde lotes y construcción de  casas para clase media y alta, pero  queremos dar soluciones para todos  los sectores, así que tenemos previsto apartamentos de uno, dos o tres  habitaciones. Además, contamos con  un manual de sostenibilidad que nos  establece los lineamientos para construir las viviendas con materiales  sostenible, y el manejo eficiente en  cuanto al consumo energético y de  agua”, detalló Karla Quevedo, gerente Comercial de Garnier & Garnier  Desarrollos Inmobiliarios.

El tema de construcción sostenible ha venido en crecimiento y  muchos proyectos incorporan en sus  planes el uso de materiales recicla- dos o que favorecen a mantener la  temperatura adecuada y a hacer un  uso adecuado de los recursos.

En este sentido, detalló Abel Castro del CFIA las tendencias llevan  a las constructoras a incorporar  paneles solares fotovoltaicos en las  viviendas, así como en las áreas comunes, los cuales permiten calentar  el agua, el uso de bombillos led para  Oferta de viviendas para clase media es limitada  Construcción residencial incorpora  nuevas tendencias  ahorrar en el consumo energético, la  instalación de dispositivos de agua  ahorrativos y el aprovechamiento de  la luz y ventilación natural.

¿Y LA CLASE MEDIA SE  BENEFICIA?  

Un tema que ha sido desde hace  algunos años el talón de Aquiles para  el país ha sido la generación de alternativas de vivienda para clase  media, pues los estratos más bajos  cuentan con las políticas públicas  para dotar de casa a los menos favorecidos, mientras que los estratos  más altos cuentan con alternativas  de créditos para comprar.

Pero la clase media sigue estando rezagada, pues no cuenta con  muchas alternativas ni políticas  públicas que les beneficien, y en  muchas ocasiones, tampoco responden a las condiciones que pide  el sistema financiero para acceder  a los préstamos.

“Evidentemente los desarrollado- res buscan el mayor rédito, y muchas  veces las alternativas que brinda el  Estado, como los bonos para clase  media, se atrasan demasiado por una  gestión lenta. Y no todos cuentan  con el tiempo o los recursos para  esperar”, indicó Castro.

Sobre este tema, algunas entidades bancarias han impulsado  esfuerzos para dar mayor acceso a  la gente de clase media y lograr que  adquieran sus viviendas, pues por  lo general, es un sector de la población que no cuenta con los recursos  para dar las primas que solicitan  los desarrolladores inmobiliarios.

Por ejemplo, el Banco Popular  tiene un programa denominado Fondo de Avales para Vivienda (FAVI),  una alternativa que ayuda a los  clientes con el monto de la prima,  financiando el 100% del proyecto,  sin tener que endeudarse más allá  de las posibilidades, con plazos de  hasta 30 años.

“El financiamiento es por el 80%  y el banco asume el 20% mediante el  FAVI, como fiador de ese porcentaje.  Ofrecemos tasas de interés revisables y arrancamos con el 9,50% en  colones y 7,50% en dólares”, relató  Karla Miranda, Jefa Regional del  Banco Popular.

El Grupo Mutual también cuenta  con un producto para clase media  que incluye un bono diferido, el cual  contribuye durante cinco años en un  porcentaje del pago de la cuota mensual del crédito, lo que les permite  a las familias acceder a montos de  préstamos más altos.

No obstante, es urgente que el  país busque alternativas para beneficiar a la clase media en la obtención de vivienda, dijo Castro, quien  sostuvo que se podrían desarrollar  proyectos en terrenos en zonas como  los barrios del sur de la capital o  remodelar edificios ya construidos  y que no están habitados.

0 comments

Otros Artículos

El rasgo común más profundo de todos los seres vivos, en sus distintos estadios de evolución y su exuberante diversidad en nuestro planeta

Con motivo de la celebración de la feria del café, visité el hermoso pueblo de Frailes de Desamparados.

Es imprescindible no confundir la crítica política con la discriminación, ya que de lo contrario se estaría censurando

El equipo femenino de voleibol de la UCR se repuso de la barrida en la UNA y se impuso 2-3 ante Santa Bárbara