Mi respuesta a la Fiscala del Colegio de Farmacéuticos

Lo que la Dra. Esquivel afirma en su solicitud de derecho de respuesta no es exacto.

Lo que la Dra. Esquivel  afirma en su solicitud de  derecho de respuesta no  es exacto.

En mi primer correo,  fechado el 20 de febrero a las 10:25  a.m, le solicité que manifestara la  posición de la Fiscalía de ese colegio profesional sobre la práctica de  la visitación médica, la cual, en mi  pregunta asumí que ‘estaba prohibida por la Ley General de Salud’,  puesto que el diagnóstico sobre el  mercado de medicamentos realizado por el MEIC, que identifica las  prácticas que encarecen los precios  de las medicinas, recomendaba aplicar la Ley General de Salud.

La respuesta de la Dra. Esquivel fue: “Lo que usted afirma no es  cierto, la visita médica es un acto  profesional que prohibido (sic) por  la Ley General de Salud, más bien  esta indica, en su artículo 140, que  debe ser realizada a profesionales  en ciencias de la salud por profesionales en Farmacia o Medicina en  el caso de medicamentos humanos  y por profesionales en Farmacia o  Medicina Veterinaria en el caso de  medicamentos veterinarios.

Además, existe un Reglamento de Visita  Médica que regula esta actividad”.  Luego de verificar que, efectivamente, esa práctica no estaba  prohibida, volví a escribir a la  Dra. Esquivel, el mismo día, a las  2:46 p.m. lo siguiente: “Quisiera  corregir una de mis preguntas.

La Fiscalía a su cargo, ¿vigila la  práctica prohibida de ofrecer/recibir incentivos de cualquier tipo  para promover la venta de ciertos  medicamentos, conocida como push  money?”.

Sin embargo, a las 3:59  p.m. me reenvió su respuesta anterior con una corrección: “Lo que  usted afirma no es cierto, la visita  médica es un acto profesional que  no está prohibido por la Ley General de Salud, más bien esta indica,  en su artículo 140…” (Subrayado  del correo original).

Es decir, que la Dra. Esquivel reiteró la misma respuesta tanto con  relación a la práctica de visitación  médica como a la de push money,  que fue lo que yo consigné en mi  nota. En todo caso, no hubo de mi  parte ningún interés en agraviar  a la funcionaria del Colegio de Farmacéuticos.

0 comments