¡La reforma fiscal aumenta el desempleo y contrae la Economía!

La reforma fiscal reducirá la actividad económica, ha sido aceptada sin debate en la Asamblea Legislativa y consiste en una reducción del déficit fiscal

La reforma fiscal reducirá la actividad económica, ha sido aceptada sin debate en la Asamblea Legislativa y consiste en una reducción del déficit fiscal de 3.75% del PIB . Actualmente el déficit fiscal ronda el 5,2% del PIB (1,6 billones colones). Mediante un razonamiento financiero lineal y superficial, no logran ver las causas esenciales del fenómeno del déficit (fraude fiscal 8.22% del PIB, exoneraciones 5.6% del PIB ), ni las consecuencias de sus recetas (contracción consumo y desempleo). Aplican un recorte de gasto social (menos salarios, pensiones y trasferencias) y pretenden implementar un IVA (impuesto al consumo) para cobrarle el déficit a toda la población sin importar su nivel de ingresos y pobreza. Estas son las recomendaciones de los economistas convencionales a los cuales les urge generar credibilidad a los entes financieros internacionales (BM, FMI, BID), degradan la política fiscal como instrumento para generar crecimiento económico y empleo, e imponen las variables monetarias y la inflación sobre la vida social. Todo con el fin de dar muestras de solvencia a los financistas, evitar una baja en la calificación riesgo crediticio y eliminar las “presiones” del déficit sobre las tasas de interés, esto solo beneficiará a un sector productivo privado.
Su reforma fiscal reducirá la actividad económica, el IVA aumenta la cobertura a los bienes y todos los servicios (agua, salud, educación). Esto aumentara los precios, impactará el consumo de los hogares (que crece pero relativamente pesa menos en el consumo privado) y resultará en menor producción para el mercado interno (las exportaciones son exoneradas), aumentando finalmente el nivel de desempleo (en 2016 fue de 9,7% según el INEC , nivel más alto desde 2014). El consumo privado ha sido el impulsor del crecimiento económico (industrias para el mercado interno) y es el Gobierno Central el que ha sostenido este comportamiento . Pero con menos gasto social del Gobierno Central (reglas fiscales, empleo público) y una reducción en el consumo de los hogares, inevitablemente el crecimiento económico disminuirá. El menor consumo se reafirma con el no incremento de los salarios, se elimina el concepto de canasta básica, todos los grupos verán un aumento en su gasto de subsistencia, y los hogares más pobres serán los más perjudicados, aumentaría la pobreza, desigualdad y demandas de ayuda al Estado. Se concluye que menor actividad económica provocará un impacto negativo sobre la recaudación esperada, “por lo cual no hay claridad de que las medidas propuestas logren generar un crecimiento en la recaudación de este impuesto que logre cubrir significativamente el déficit fiscal” (Informe: Ley del Impuesto Sobre el Valor Agregado, 2016).
Mienten cuando culpan al modelo de Estado social como principal causa del déficit, al empleo público y pensiones, cuyo recorte junto no llega al 0.12% del PIB , y a la implementación del IVA, que apenas mejora en el mejor de los casos un 1.33% del PIB al cabo de tres años según Hacienda. Dicha cifra será mucho menor debido a que el Gobierno desistió de aumentar la tasa del 13% al 15%, y por el menor crecimiento económico provocado por la contracción del consumo. De lo que sí hay mucha claridad es de que la reforma fiscal provocará mayor desempleo y menor actividad económica en el país, y no resolverá el déficit fiscal, ya que está muy lejos del ajuste fiscal del 3.75% del PIB sugerido por el Fondo Monetario Internacional ; pero muy cerca de aumentar la verdadera crisis de Costa Rica… ¡el desempleo!

0 comments