Bufete Mossak Fonseca le creó sociedades en varios destinos

Una familia con los pies en Panamá, Bahamas e Islas Vírgenes

Empresas vinculadas a la familia Jiménez, dueña de una parte del Grupo Nación, mon­taron una serie de sociedades que llegaron a instalarse en destinos variados alrededor del mar Caribe. Costa Rica, Panamá, islas Vírgenes Británicas (BVI) y Bahamas aparecen en la ruta de capital registrada en los archivos del bufete Mossack Fonseca en la capital panameña.

Gestiones para las empresas Coffee Drop Interna­tional Incorporated, Peninsula Papagayo Ventures y Caribbean Ventures & Investments Limited figuran en los documentos filtrados del bufete panameño que son parte de una investigación global del Consorcio Internacional de Periodistas Investigativos (ICIJ).

Entre los accionistas de esas empresas aparece la Hacienda Juan Viñas S. A., Jaime Manuel Jiménez So­lera, su papá Rodolfo Jiménez Borbón (vicepresidente de Florida Ice&Farm y accionista relevante de Grupo Nación), Solera Bennett S. A., Lionel Peralta Lizano y Alejandro Egea, además de las sociedades Rapipunto S. A. y Tequeiz S. A. ambas representadas por Manuel Francisco Jiménez Echeverría, actual presidente eje­cutivo de la empresa editorial Grupo Nación.

Para esta información no fue posible obtener res­puesta a los cuestionarios enviados a los correos elec­trónicos de algunos de los empresarios. Esto, a pesar de que estaban al tanto de las consultas, como se confirmó con llamadas a las oficinas de Rodolfo Jiménez Bor­bón (presidente de Hacienda Juan Viñas) y de Manuel Francisco Jiménez.

Las gestiones quedan documentadas, por ejemplo, en el intercambio de mensajes que sostuvo el abogado Andrés Waisleder Goldberg a cargo de los empresa­rios costarricenses y los representantes de la compañía Mossack Fonseca en Panamá o en las islas caribeñas.

En febrero del 2005 el abogado solicitó a Mossack Fon­seca cambiar, en Islas Vírgenes Británicas, el nombre de Peninsula Papagayo Ventures por Caribbean Ventures & Investment Limited y registrar como accionistas a Wings of Papagayo LLC y London Overseas Incorporated.

Waisleder Goldberg pidió que la junta de accionistas estuviera presidida por Rodolfo Jiménez Borbón, quien tendría los poderes generales. Después le aclaró que Peninsula Papagayo Ventures estaba ya constituida bajo las leyes de las Bahamas y que su deseo era pedir la inscripción en islas Vírgenes Británicas.

¿Por qué inscribir una sociedad bajo las leyes de Bahamas y para qué pretender inscribirse en islas Vír­genes Británicas? La respuesta no sale a la luz tras las revisión de documentos y tampoco se obtuvo mediante las preguntas enviadas a ellos.

Bahamas y las Islas Vírgenes Británicas forman parte de un sistema conocido como paraísos fiscales, que consisten en jurisdicciones con sistemas fiscales muy favorables para establecer empresas que no tienen actividades industriales ni productivas y que funcionan como puentes de paso para operaciones financieras, o como depositarias de activos financieros y otros valores.

Las Islas Vírgenes Británicas son un protectorado de Gran Bretaña y según un estudio realizado a pedido del gobierno británico ahí se concentra más del 40% de todas las compañías offshore del mundo.

Un informe de la firma Offshore Incorporations, ubi­cada en Hong Kong, revela que un 65% de las compañías y fortunas personales de China que eligen servicios financieros en paraísos fiscales, lo hacen en las Islas Vírgenes Británicas.

En otro momento, el 28 de julio de 1999, los empresa­rios ticos habían registrado la compañía Coffee Drop International Incorporated en BVI mediante el bufete Gonzalo Fajardo & Asociados, con un capital autorizado de $50.000.

Después, el 20 de julio de 2001 resolvieron aumentar el capital a $166.244 con igual número de accio­nes y en enero de 2002 piden cambian la composición de la junta directiva con Alejandro Egea como presidente y Manuel Francisco Jiménez como vicepresidente, además de la tesorera Ana Saborío de la Espriella y Rodolfo Jiménez Borbón como “Director I”.

El 10 de octubre del 2002 el Depar­tamento de Corporaciones de Mos­sack Fonseca en Panamá escribe a una compañera suya en BVI, Rose­mary Flax, con el siguiente mensaje referido a Coffee Drop.

“Uno de nuestros clientes quiere saber si es posible que una autoridad de las BVI emita una certificación atestiguando que esta compañía pue­de o no puede descontar el pago de impuesto de renta corporativa que debería pagar en Costa Rica”.Mensaje dirigido a personal de Mossack Fonseca en islas Vírgenes el 10 de octubre del 2002

La respuesta sobrevino el día siguiente, firmada por Sonia Go­re-Holder, de Mossack Fonseca en BVI. “Los abogados no estaban en posición de aconsejar con respecto a las leyes de Costa Rica. (Pero) el Departamento de Ingresos Locales de BVI puede emitir un certificado de exención del pago de impuestos”.

Tampoco fue posible conocer si se giró tal certificado.

El Fresh Market.

En diciembre de 2007 también pi­dieron al bufete Mossack Fonseca crear en Panama la sociedad llamada Fresh Market de Centroamérica, de nombre igual a la cadena de tiendas de conveniencia de la que son dueños en Costa Rica.

La solicitud la hace Armando González Fonseca en diciembre de 2007 para colocarse él como presi­dente y su esposa, Flora Jiménez Borbón, como vicepresidenta. Sus hijos Carlos, Fernán y Armando González Jiménez también fueron incluidos como directores.

El capital de inicio fue por el mon­to de $12.000, pero no se evidencia en los documentos cuál era la actividad de la sociedad.

Sobre Fresh Market de Centroa­mérica S.A. se enviaron preguntas al director Carlos González Jiménez (abogado de profesión y viceministro de Hacienda en el gobierno de Abel Pacheco) a su oficina en la firma Gon­zález Uribe. Al cierre de esta edición, sin embargo, no teníamos respuesta a por qué el domicilio en Panamá o cuál es el objetivo de la sociedad.

0 comments