Empresario costarricense Orlando Guerrero Vargas

Encargado de finanzas de Johnny Araya maneja sociedades en Islas Vírgenes Británicas

El tesorero de Johnny Araya, durante la pasada campaña electoral, Orlando Guerrero Var­gas, manejó una red de compañías offshore entre Panamá, Islas Vírgenes Británicas y Costa Rica.

Se trata de empresas en las que el bufete panameño Mossack Fonseca realizó diversas gestiones como cambio de directores, venta de propiedades, certificaciones y adquisición de sociedades para el empresario costarri­cense, Orlando Guerrero Vargas.

Los archivos filtrados de este bufete panameño, espe­cializado en manejar esquemas de sociedades en paraísos fiscales, dan cuenta de que Orlando Guerrero utilizaba las sociedades Balboa Holdings S.A. y Whitestone Ltd., ambas radicadas en Islas Vírgenes Británicas.

En estas firmas figuran como directores Orlando Guerrero Vargas y un empresario estadounidense llamado Michael Robert Ryan, cuyo domicilio es una casilla de correos en las Islas Gran Caimán pero que en los registros de Costa Rica integra la junta directiva de seis sociedades anónimas.

Los archivos de Mossack Fonseca dan cuenta también de que, en febrero del 2014, Guerrero Vargas utilizó los servicios del bufete panameño para negociar la venta de una propiedad en Pozos de Santa Ana.

Allí se detallan documentos en los que Guerrero utiliza la empresa costarricense Warrior Holdings S.A. en una opción de venta a la firma panameña Bewest Inc. representada por un contador de Mossfon de nombre Enrique Samaniego.

Los registros también muestran que esa firma pana­meña Bewest Inc.es propiedad del empresario y abogado costarricense Carlos Berrocal Obando y que la venta de esa propiedad fue por un total de $400.000 que se pactó en dos tractos: uno por $90.000, en febrero de 2014 y el segundo, en julio de ese año, por $310.000.

Eduardo Li y Warrior H.

La firma Warrior Holdings S.A., que aparece en los archivos filtrados de Mossack Fonseca junto con las otras compañías de Panamá e Islas Vírgenes Británicas es -según la Fiscalía General de Estados Unidos- la pro­pietaria de una cuenta bancaria en Citibank de Miami, en donde el expresidente de la Federación Costarricense de Fútbol, Eduado Li, recibió $300.000 que provendrían de un soborno.

INV-27-P39-2-recuadroWarrior Holdings S.A. es una firma costarricense creada en el año 2005 en la que el ex encargado de finanzas del PLN, aparece como tesorero de su junta directiva junto a dos de sus hijos.

Según la acusación de los fiscales estadounidenses, el dinero de los supuestos sobornos habría sido transferido a la cuenta de Warrior Holdings por un empleado de la firma Traffic USA, empresa que promociona eventos deportivos.

Traffic USA habría pagado dádivas a Eduardo Li por los derechos de transmisión de los partidos eliminato­rios de la Selección Nacional de Fútbol para el Mundial de Catar 2022.

Tras conocer detalles de la acusación de los fiscales estadounidenses, Orlando Guerrero admitió haber reci­bido esos fondos en la cuenta de Warrior Holdings pero alegó que recibió el dinero de Eduardo Li en esa cuenta en Miami, “como un abono a una deuda pendiente por la compra de un apartamento”.

Guerrero asegura que, en 2013, le prestó $287.000 a Eduardo Li y que exdirigente deportivo comenzó a pagarle en 2015 y que aún le debe $50.000.

Orlando Guerrero es amigo y socio de Li en la firma Cerro Wikipedia S.A.

0 comments