“La ruta de su evasión” en el Teatro Nacional

Yolanda Oreamuno se vuelve canción y ópera

Abya Yala presenta la ópera La ruta de su evasión, adaptación de la novela homónima de la escritora costarricense Yolanda Oreamuno.

Son cuatro únicas funciones en el Teatro Nacional para un largo y apasionado trayecto recorrido por el grupo Abya Yala, que finalmente presenta su preciado proyecto operístico La ruta de su evasión, basado en la novela de la autora costarricense Yolanda Oreamuno (1916-1956).

La directora teatral Roxana Ávila y el compositor musical Carlos Castro conforman la yunta que ha gestado esta propuesta, que contó con el apoyo de la Compañía Lírica Nacional, y que desde ya es un hito en la historia escénica del país.

Aunque el preestreno de la ópera ocurrió el año pasado, no es sino hasta el 1, 4 y 5 de abril a las 7:30 p.m. y el 2 de abril a las 5 p.m. que el público podrá apreciar el montaje con todos sus elementos, como la escenografía y el vestuario.

Esta puesta en escena nacional es la primera en su género del siglo XXI, en el sentido de que es una ópera autóctona, que a la vez está basada en una de las novelas más emblemáticas de la literatura nacional escrita por la legendaria y casi mítica Oreamuno.

El proyecto se distingue, asimismo, por la música que compuso Carlos Castro, Premio Grammy Latino 2008 y tres veces Premio Nacional de Música, quien junto a Ávila trabajó el libreto con una minuciosidad preciosista.

Música y libreto

Castro se basó en la guitarra y la cancionística latinoamericana por considerarlos dos grandes patrimonios de la humanidad, de enorme riqueza y diversidad.

Referencias como el bolero, la bossa nova, el tango, la ranchera y la salsa, alimentan la partitura que será interpretada en vivo por un ensamble de 10 destacados músicos de la Orquesta Sinfónica Nacional y del Sistema Nacional de Bandas.

Para construir el libreto, Ávila y Castro leyeron muchas veces la novela que fueron cortando hasta dejar la adaptación en 66 páginas, es decir, dos horas sobre las tablas.

Agregó la directora que la forma de componer de Castro le facilitó el trabajo, ya que “lo que hizo fue cantarla toda, es decir, tomó el texto que escribimos entre los dos sin escribir al inicio una sola nota pero la cantaba y cantaba con la guitarra”.

Un elenco de 10 cantantes/actores serán los encargados de darles vida a los personajes que Oreamuno creó para narrar la historia de una familia disfuncional ubicada en algún país latinoamericano.

La cantante y actriz Amanda Rodríguez, quien interpreta a Aurora, considera que la ópera de La ruta de su evasión crea un patrimonio “que me encantaría decir que los costarricenses sabemos lo importante que es; pero todavía hay gente que no ha leído a Yolanda Oreamuno, que no conoce su legado literario, reconocido afuera pero no dentro de nuestro país”.

Rodríguez invitó al público a acercarse al Teatro Nacional para que conozca la diversidad musical latinoamericana y nacional vertida en un libreto operístico, y que, a la vez, se acerque a la literatura costarricense escrita por una mujer que fue visionaria en su época, y cuya escritura continúa “totalmente aterrizada en nuestro presente”.

Encuadres escenográficos

La directora Roxana Ávila detalló que concebir la escenografía fue un reto ya que la obra “pasa de una escena a otra de forma muy rápida”.

Para la creación escenográfica, Abya Yala contó con la participación de la mexicana Patricia Gutiérrez –colaboradora en otros montajes del grupo-, para quien la historia es muy complicada y esto se traslada al diseño espacial para el montaje de la ópera.

“El concepto surgido fue de hacerlo como si fueran encuadres de cine, es decir, la propuesta es de pasar de close ups a long shots por medio de paneles corredizos que se abren y cierran”, precisó Gutiérrez.

De acuerdo con la escenógrafa, esta ópera posee un lenguaje contemporáneo en el que se rompe con el esquema convencional al seguir la narrativa de la novela. “Todo sucede a gran velocidad y en tiempos diferentes porque la novela pasa en el tiempo real pero también se mezcla con recuerdos”.

Así también, mediante el uso del color negro en general, con tonalidades rojas solamente en una habitación, desean transmitir un estado de ánimo nostálgico, melancólico y represor en el que vive la familia.

Gutiérrez se reconoce apasionada del cine y de su predilección por Ingmar Bergman; por eso inspirada en la película Gritos y Susurros, utilizó el rojo para transmitir estados emocionales. “El único espacio donde hay color es en el cuarto de Teresa porque es el corazón de la pieza”, comentó.

La escenógrafa no conocía la novela ni a la autora y en México no encontró el libro, pero cuando lo consiguió a través de Ávila quedó encantada. “Tiene cosas que todavía en nuestros países podemos ver a la vuelta de la esquina, eso te conecta como mujer latinoamericana, y luego verla convertida en otra cosa que no es literatura me parece mágico”, concluyó.



En ruta a la ópera

Qué: Ópera La ruta de su evasión
Quién: Grupo Abya Yala
Dónde: Teatro Nacional
Cuándo y hora: 1, 4 y 5 de abril 7:30 p.m.; 2 de abril, 5 p.m.
Precios de las entradas: desde ₵5,000 a ₵25,000
No se hacen reservaciones
Para comprar: boletería del Teatro Nacional o teatronacional.go.cr
Más información: Tel. 2010-1100



 

0 comments