El erotismo de amar al otro “A cuerpo abierto”

El libro A cuerpo abierto del poeta Byron Espinoza fue escogido entre los mejores libros publicados por la Editorial de la Universidad Estatal a Distancia

El libro A cuerpo abierto del poeta Byron Espinoza fue escogido entre los mejores libros publicados por la Editorial de la Universidad Estatal a Distancia. En el marco de ese concurso se celebra el poemario en un recital.

La etiqueta de poemario erótico a la más reciente publicación de Byron Espinoza puede engañar a un comprador despistado, que pensando encontraría la lujuria metaforizada se encuentra con amor del más tierno y del más sensual.

Cada poema del libro está escrito en un disfrute horizontal, con una sexualidad que se construye con el tiempo y a partir de la confianza. No piensen con eso que es un poemario mojigato o conservador, llama las cosas por su nombre pero entregadas a ellas desde el romanticismo y el espíritu.

Byron tiene muchas publicaciones por detrás de esta, ha publicado antes con la EUNED dos libros de poesía “infantil”, comillas solicitadas por el mismo autor quien insiste que no existe tal cosa como dejar de ser niño.

El escritor Minor Arias considera que hay una continuidad de estilo por parte de Byron entre esos dos géneros tan diferentes: el infantil y el erótico.

“Byron es un poeta muy imaginativo. Ese don que tiene para escribir para niños hace que enriquezca algunos de estos poemas con descripciones que manejan colores y metáforas con naturaleza. Al final el amor es todo eso, árboles, montañas y sonidos del origen del mundo” comentó Arias

Este último poemario “A cuerpo abierto” se publicó en el 2015 y fue escogido entre las mejores publicaciones de la EUNED del año.

“Hay una selección anual que realiza la editorial, se hace en la figura de un concurso, se conforma un jurado y se evalúan. Luego de ese proceso de selección y edición junto con el autor, el tipo de libro, el tema, la estructura, que se puede cambiar y que se puede mejorar” explicó Gustavo Solórzano, quien acompañó al escritor en el proceso de edición.

SEMANARIO habló con el autor sobre su recorrido como poeta y sobre su próximos proyectos.

¿Cómo describe usted “A cuerpo abierto”?

Es un libro de amor tal cual. Al ser un libro de amor es lógico que encontremos también desamor, que haya nostalgia, soledad, que encontremos ese complemento total que te da otra persona. Hombre o mujer, porque recalco esto, porque el libro busca que cada lector lo asuma como suyo, no importa quién lo lea o a quién lo lea. Hay erotismo, pero que yo lo calculara, no. Es un libro que fluyó a lo largo de los años, ladrillo a ladrillo entre 1998 y hasta el 2015 que se publicó y por esto es muy fácil que nos encontremos en diferentes situaciones: felicidad plena en la que doy y recibo amor, sufrimiento por la ausencia de la persona amada y una sensualidad o sexualidad que lo rodea. Ahí es donde nace el erotismo del poemario.

El amor es recurrente en sus poemarios, incluso en los infantiles…

Sí, a fin de cuentas todos han nacido a partir del amor. Como es algo tan amplio y maravilloso y que va y viene, que no siempre es correspondido. Aunque esto último varía en los infantiles  porque el amor de mi hija y mis sobrinos siempre está correspondido, que son los niños que me han motivado a escribir poesía infantil. Aunque los libros para niños son escritos pensando desde el vientre hasta los 100 años, eso de la literatura infantil y juvenil es bastante relativo.

Entre lo poemas de esta última publicación se hacen un tipo “puentes” al mencionar los títulos de sus primeras publicaciones ¿Cómo dialoga este con esos otros poemarios?

Creo que esos puentes eran como guiños, por ejemplo, viene en medio del poema “vienen las respuestas de Preguntar al aire” que es mi segundo libro, en donde todos lo poemas terminan con una pregunta que le toca al lector responder porque yo tengo la respuesta. Entonces empiezo a hacer esos guiños, la idea es recuperar poemas como un músico recupera sus canciones, dándoles otro matiz.

Yo considero que yo estoy más cercano a la música popular que a la poesía. Uno de mis proyectos, en el cual ojalá algún día me den pelota mis amigos poetas, es en escribir un libro en colaboraciones. La dinámica sería que, por ejemplo, yo escriba un poema y se lo pase a otro para que lo reinvente, porque me encantan las colaboraciones en los discos. Como que Soda Estéreo invite a Andrea Echeverri y que luego esta invite a Pedro Aguilar, que es completamente diferente a su género. Por ejemplo, el libro en el que estoy trabajando ahorita si bien tiene mucha poesía inédita, también tiene mucha poesía reinventados a partir de mis primeras dos publicaciones, que actualmente no me gustan para nada.

¿Qué le dejaron esos dos libros?

No me arrepiento de haberlos escrito porque fueron el impulso que me dieron para llegar a donde estoy ahora, pero la calidad no es la óptima. Lo que me enseñaron es que hay un público para todo tipo de literatura, en este caso para todo tipo de poesía. Porque yo te puedo decir que Silenciosa de luz era un libro que le gustaba a Carmen Naranjo y a Samuel Rovinski, que son personas fundamentales en mi formación como poeta. Cuando yo publiqué ese libro María Bonilla fue la que me motivó y apoyó para que el libro se publicara. Ellos creyeron en lo que yo podía hacer, hasta la fecha hay personas que le gustan y hasta les puede gustar más eso que lo que estoy publicando en este momento. Preguntar al aire se publicó y al mes siguiente Alfonso Chase publicó algunos poema. Cómo te digo, hay gente a la que le gusta esos poemarios, pero a mi ya no me gustan. Esos libro  me enseñaron a no volver a cometer el error de apresurarse, aprendí a que hay que reposar más los libros y que deben ser más depurado.

¿Está trabajando en alguna otra publicación?

Está por salir un libro con la Editorial de la UNED que se llama “Estos pequeños milagros”, Este sale a inicios del próximo año y cierro para iniciar con otro tipo de poesía. Quiero seguir con la poesía juvenil pero con otros temas, pensando también en el amor… porque los niños también se enamoran, también sufren. De pronto la mayor frustración de un niño es si lo culparon a él, de pronto un niño ve el amor que su padre le tiene a otro hombre con completa normalidad. Un niño de 11 años que no necesita que le expliquen que es el amor porque ya lo conoce.

PRESENTE

En la invención de tus aguas

como uno más

de los minotauros que te habitan

recorro los espejos

hasta herir

de nostalgia mis raíces

y estiro las manos

para buscar purificación

que me arbusteás

en cada soplido

Presente en la renovación

de tu mirada

reconstruyo

mis castillos en el viento

y arrincono

hasta vos

la sed

que te libera

Presente

en la creación de las galaxias

finalmente

me sumerjo



 

¿Sobre qué es este poemario?

“Es un libro escrito desde el amor, por el amor y para el amor. No son poemas para leerse, son poemas para ponerse en práctica. Hoy en la mañana lo leí con mi esposa y bueno… funcionó”

Luis Diego Solórzano, compositor y gestor cultural.

“Es una oda al amor de pareja y que maneja con profundo respeto la parte erótica, dice las cosas como son sin caer en lo soez, porque lo llena también con ternura. Encuentro maravilloso que esté acompañada de la ilustración de Carvallo porque el hace eso también con la figura femenina, la maneja de una manera muy natural. como debe de ser el amor, sin rencor ni diferencia entre ambos”

Minor Arias, Premio Carmen Lyra en poesía.

Es un libro que intenta fusionar el amor y el erotismo que responde a la tradición occidental, que viene de toda la tradición judío cristiana, en donde lo erótico o la exaltación del cuerpo tiene que ver con una intimidad, una compenetración espiritual.”

Gustavo Solórzano, Editor EUNED.

“Byron Espinoza nos ofrece un poemario fervorosamente construido alrededor del placer amoroso y de la implacable nostalgia que produce su ausencia. Estamos frente a un libro intenso en el cual el autor explora sin pudor, más allá de la desnudez de los cuerpos, la vulnerable desnudez de su propia alma”

Ana Istarú, poetiza y dramaturga.

“Busca retratar una vivencia del erotismo en la  que el encuentro con el cuerpo adorado es una sacralidad incapaz de rebajarse al ritual: hay un gozo constante en el encuentro y la entrega”

Esteban Alonso Ramírez, escritor costarricense. 



“A cuerpo abierto”

Obra de Byron Hernández

Publicado por EUNED en el 2015.

Puntos de Venta en: libreriavirtual.uned.ac.cr



 

0 comments

Otros Artículos

El objeto del Derecho que ejerzo tiene su origen en una publicación del medio que usted dirige titulado “Directora de la Defensa Pública

Por encima de fronteras, de distancias, de culturas, de condiciones socioeconómicas, el cuidado se teje sobre la humanidad de la mano de las mujeres